La historia de mis perros

En esta ocasión me refiero a los animalitos de 4 patas, peluditos, de narices húmedas.

A mi me encantan los perros. De chiquita todo lo q quería (aparte de cambiar a Mu x un hermano mayor) era un perro. Lo cual logré a las 10 años, mi primer perro mío de mi a una edad de conciencia.
Pero así como he tenido la suerte de enamorarme y la tragedia de q me rompieran el corazón los chicos de mi vida, tamb he tenido la suerte de tener esos compañeros alegres e incondicionales, q vale decir, tamb me rompieron el corazón.

La primera (xq en estos amores, la mayoría han sido females) fue Sabrina. Linda cachorra dálmata. Tengo unas fotos bellas con ella, antes q hubiera una Mu incordiandome. Un día en la casita en Pueblo Libre dejaron la puerta del jardín abierta, y pasó el camión de la basura... La perrita salió corriendo y yo tamb... Mi madre insiste q solo pudo correr tras de mi . Buscaron a la cachorra, pero nadas. Creo q fue ese corazoncito de 3 añitos q se templo de la compañera incondicional y siempre buscó el reemplazo.

El siguiente fue breve, un hermoso y finísimo dobermann llamado Bobby (tenía como 6 años, no sean exigentes). Para eso vivíamos en un depa en un 3er piso en un depa cómodo pero no gigante. Ni q decir q ni mi abue ni la chica q trabajaba en la casa estaban felices con tener q limpiar tras 2 niñas y un perrito. La chica dijo o se va el perro o me voy yo. Ni q decir q fue una buena huelga y el perro salió expedido de la casa para terminar donde unas tías q le cambiaron el nombre a Nerón y lo convirtieron en la bestia más bella q he visto. Tremendo perrazo, no saben. El terror de nuestra generación. Una pena xq la madre de este hermoso cachorro había sido de mi padre, la Kelly. Una pena, pero un depa no es para un perro de ese tamaño.

La siguiente fue una ilusión, una cocker spaniel con el cursi nombre de Cusi (o algo así...). La pequeña creo q jamás llegó a vivir en mi casa, pero dizque era mia. La tenía una tía y recuerdo q tuvo cachorros... unos ratoncitos enanos. Jamás logré llevarme uno a mi casa. Aunq me queda claro q jodí y trate.

Luego llegó el primer gran amor. El día q nos mudamos del depa para el gran condominio mi padre dijo "ni a balas lleno cajas... pobre Mu mayor, el polvo la va a matar, me la llevo". Bien vivo el Dr. Mu. Fuimos a buscar cachorritos. Y ahí estaba. La pastora alemán más hermosa (hasta ese momento) q había visto. La mejor de mis compañeras, la q me salvó jodido de una pubertad bastante complicada. Mi Datcha (casa de campo en ruso). Silbaba y venía de donde sea, cazaba palomas en el aire, jugaba con nosotras, jamás gruñía, se robaba carne de la parrilla y cigarros de la mesa para q le hagan caso y me miraba como si entendiera mis pequeños-grandes problemas pre adolescentes. Casi le faltaba hablar. Sufría de la cadera, una vez la golpeo un carro y otra vez la puerta del garaje. Una vez nada más, xq no hay q decir q era bastante inteligente. Salía a pasear conmigo sin correa y no se iba. Bella. Hasta q... se enfermó. Parece q la envenenaron. Murió en semana santa mientras estabamos en la playa. Creo q nunca lloré tanto como esa vez. Además estaba molesta, xq me llego dejarla antes de q vaya al veterinario, feriado, no atendemos sorry. Me partió el corazón. Aun la extraño.

Luego vinieron una serie de cachorros en la casa (nos volvimos a mudar) q aunq poco a poco fueron queridos, no era lo mismo. Mi corazón partido de 13 años estaba resentido. Cómo voy a cambiar a mi Datcha x unos perros tontos y feos?

Hubo una pastora, Hita. Prometía jodido pero se la robaron. Desp la posibilidad de un labrador, pero se le rechazó. De ahí el más bello y torpe akita del mundo, Alka (blanco en algún idioma, no recuerdo). Un perrazo de 6 meses q parado era más grande q yo (vale, no mido mucho, pero era gigante). El perro fue expedido de la casa xq se comía la madera. De la puerta de la cocina, de la ventana del jardín. Al pobre no le gustaba estar solo, así q ese era su llamado de atención. Asustaba x su tamaño y cabezota, pero era el más bueno y mongo del mundo. Todas las mañanas salía al parque solo, abría la puerta (manija) y se iba y regresaba una mugre. Y como no era Lassie no cerraba la puerta así q eso tamb volvía loca a mi madre. Se echaba estirado en la cocina como una gran alfombra y ponía su hocicote en mis pienas mientras almorzaba... esos ojotes siempre se ganaban alguito. Pero eso de comer madera no corría con los sres Mu, así q bye bye. Se lo dimos al jardinero q nos informó q era feliz en su granja.

Desp llegó mi otra bebecita. Yana (negro en quechua, ven q los nombres mejoran?). Una labradora linda y muy inteligente. La q más ha durado en la casa. Tranquila, pausada y más coqueta q mil. Tuvo 4 camadas, las 3 primeras con unos chuscazos de la zona. Lindo tener cachorritos. Una ternura total, una joda dejarlos ir, xq obvio q no caben en la casa tanto perro. La última fue con un labrador. Pero claro, no nos enteramos hasta desp, aunq teníamos nuestras sospechas. Los cachorros salieron bellos, y entre los negritos una marroncita. Y finalmente, creo q mi corazoncito de 13 dijo, ahí ta. Cuando nació tenía los ojos celestes y era de un color chocolate bellísimo. Desp sus ojos cambiaron a verde. Me demoré la vida en encontrarle EL nombre. Hasta q finalmente, cortesía de Tolkien y sus apéndices, lo encontré. Ithil. Luna. Pero mi padre dijo "negativo" como 6 meses desp. Por suerte logré q mi amiga Marie la adoptara. Nunca la fui a ver xq iba a ser too difficult, pero al menos sabía q estaba bien y q era loca como su madre, se sentaba en las sillas y le encanta hacer tropezar a los papás de mi amiga.
Mi querida Yana fue una buena compañera, aunq admito q la pude haber querido más y prestarle más atención. Fue más la mascota de mi padre, hasta q llego Elvis... pero esa es otra historia. Pero cuando enfermó y comenzó a estar mal y perdió sangre y hubo q hacer mil cosas x ella me sentí pésimo, supongo q en parte x culpa... pero tamb xq la quise mucho y trate de hacerla mi Datcha, pero no pude. Quise faltar a mi practica el día q la operaban pero no me dejaron. Llegué tarde. Mi madre dice q hasta antes de la anestesia parecía atenta y movía la cola, como esperando, no sé si a mi o mi padre, pero al final no pudo aguantar la operación. Lloramos todos, como con Datcha.

Pero para mi eso fue la ayuda para q cierre bien la herida anterior, tamb acabó una época de mi vida, así q eso tamb tuvo mucho q ver. Así q decidí q necesitabamos un perro grande (no un bicho oloroso y feo y enano) x protección y xq quería un amor incondicional. Alquien a quien querer tamb, una compañía y una amiga. Decidí y busqué y encontré. A mi monita, mi bebecita. Anouk. Rebautizada xq eso de ponerle nombre de persona a los animales no corre, de ahí hay confusiones incómodas. La vi y fue amor a primera vista, como con Datcha. Hija y nieta de campeones, bellísima. Un poco chata, pero eso es un tema de alimentación (hasta los 2 años 3 veces al día) en eso debí prestar más atención, pero bueno. Si algo puedo decir es q estoy animalitos poco a poco me han enseñado cosas. Y lo descuidada lo estoy mejorando. Es cariñosa y torpe, se emociona con facilidad y se asusta facilmente. Se sienta conmigo en el sillón a ver tele y en mi cama a tomar siesta o leer. En el verano en el suelo a mi lado xq le da calor la cama. Me sigue con la mirada y le ladrá a Mu xq le dice fea. Muere x mis padres y no le gustan los hombres (... xq sera?) La extraño horrores. Extraño su compañia y sus ojos de entendimiento. Y cada vez q llamo pregunto x ella y el otro día mi padre la puso al teléfono y dice q cuando oyó mi voz le cambio la cara. Desp q me fui iba a mi cuarto y me buscaba, eso me dijeron. Hice q me prometieran q no la iban a botar (xq no se lleva muy bien con el feo). Y ahora me dicen q juegan con ella y hasta Mu trató el otro día pero no le tuvo paciencia. Y bu.

Y bueno, esa es la historia. Falta hablar de Lenny y Elvis. Los pugs q llegaron a mi casa vía una clienta de mi padre con tendencia a pericotearse perros de los parques (broma). El primero es un gordo ahora rebautizado Rocco. Vive con una amiga de mi madre. Llegó, no lo quisimo x cuestiones logísticas de la casa, pero se demoraron en llevarselo y nos encariñamos. Esos feos tienen algo en sus expresivas y chatas caras q hacen q te enamores. Luego de un tiempo apareció Elvis a pedido de mi padre. El enano hizo q casi boten a mi bebé x eso no lo quiero. Lo quiero, pero no lo aguanto. Los perros chicos no son mi estilo.

Nos enamoramos de esas compañia y cariños incondicionales. Amor recíproco. Con todas las emociones de los humanos, diganmen si sus perros no se resienten con uds? Te dan un cariño q no te dan las personas, no preguntan ni exigen complicaciones. Comida, cariño, calidez. Y te protegen y se emocionan contigo y hasta se ponen tristes x ti. Al menos, eso sentimos the fools that give their heart to a dog (poema antiguo, voy a buscar la referencia)... solo un tonto deja q un perro le rompa el corazón. Si no conoces esa perdida no la vas a entender, eso me dijo una tía q nos vió cuando murió Datcha, me dijo q no entendía xq el alboroto si era "solo" un perro... hasta q atropellaron al suyo... ahí entendió.

Extraño a mi bebe. Mucho. X eso escribo esto. Un poco largo, pero bueno. Hace tiempo q estaba pensando en eso.

Comentarios

alexias12 ha dicho que…
Solo logre conocer a Anouk, Ithil y Yana (sin contar a Elvis claro)

Ithil, terremoto total, un torbellino por donde pasaba y lso ojos mas bellos del mundo, incluso fueorn grises durante un tiempo, mientras estabas en Houston, recuerdas que la visite a pedido tuyo???

Yana, preciosa, cariñosa, obediente como ella sola creo que ella representa eso de AMIGO FIEL

Anouk!!! la beba!! recuerdo la cara que pusiste cuando la viste! se enamoraron mutuamente!!! cada vez que la veo recuerdo lo chiquita que era y me encanta que se emocione, ademas porque es un poco torpe jajaja como yop!!!

Debo admitir que yo no he sido nunca amante de los perros pero en la Casa MU aprendi a quererlos y adorarlos!!!
Mu ha dicho que…
yo no sabía que yo habia tenido a la doberman en el depa. siempre pensé que datcha fue mi primera mascota y es que bueno, me imagino que no me acuerdo de lo otro.

El resto de información es casi exacta. Divertido como yo me hubiera centrado únicamente en elvis, y tu hablaste de todos y elvis al finalsito.

Falta hablar de nica, la que sobrevivio a todos!!!
Lindo tu post! Yo adoro a los perros, aunque también siempre he querido un gato, pero nunca he tenido por temor a que le haga algo a mi loro.
Entiendo y me identifico mucho con las cosas que dices. Yo crecí teniendo de mascota una perrita bóxer que hasta hoy la extraño un poco. Era lo máximo mi perra, todo mundo le tenía miedo porque los bóxers tienen cara de malos, pero era un pan!
Actualmente tengo una perrita poodle mediana que es mi adoración. Yo sí le he puesto nombre de persona jajaja es que me la dieron ya grandecita, se llamaba "negra" en un inicio y no me gustó, y aunque pensaba ponerle Shanthi o Kumari que significan Paz y Princesa respectivamente(hasta donde recuerdo) pero la vi y no tenía cara de ninguna de esas jeje. Así que le puse Samantha porque significa la que escucha :) tiene dos años y es mi adoración. Me imagino cómo debes extrañar a tu bb, si yo ando considerando irme a estudiar fuera por un año, y no me imagino cuánto voy a extrañar a mi enana.
Se roban el corazón esos peluditos. Una vez leí en un artículo que los perros también iban al cielo, porque de lo contrario, no sería Paraíso sin ellos :) y me parece muy cierto
**sorry el super largo comment**
again, bien bonito tu post ;)
Mariella M ha dicho que…
Me encanto tu post. Yo adoro a mi cachorro (bueno ya no tan cachorro) Es un schnauzer y está super engreído, pero es obediente y me acompaña siempre. En casa dicen que cuando salgo por unos días me espera en la puerta de la casa toda la noche hasta que se duerme. Son unas lindas mascotas, me va a dar mucha pena el día que le pase algo.
Por cierto, no dijiste que raza era tu cachorra :D
iux!!! ha dicho que…
no me acuerdo de tu doberman en el depa !!! tu si t acuerdas de mis perritoooos preciosos en el 1º piso de tu depa???? bueno en realidad eran d mi hmnita, y yo como k muy amante de los perros no soy pero lindos eran.. ahroa tengo una mastin napolitano, un poodle mediano y chusquinator.... la kia (mastin) es tan preciosa k cualkiera se enamoraria ....
Ms. M ha dicho que…
Como buena priam Mu yo también adoro a los perros, aunque los míos siempre han sido más pequeños....

Cómo voy a olvidar a mi Moppy, cocker inglés, lindo precioso... Y a Cracker, un beagle fenomenal...
Los dos han sido terremotos y también marmoteadores como ellos solos....

Amor a primera vista con los dos...
Los dos engreidísimos...
Y a los dos me costo una vida dejarlos partir....

Un tipo de amor incondicional, es el amor de perro...

Beso,
Cys ha dicho que…
Conocí a algunos, pero del que más me acuerdo es Elvis, es que es demasiado "acordable"
Imberbe_Muchacho ha dicho que…
yo solo tuve un pastror aleman cuando niño y ahora tengo un perro peruano sin pelo... me acuerdo que hice de todo pàra conservarlo mientras me mudaba a la volada de la casa que aun compartia con mi ex...realmente su cariño es incondicional
peregrino ha dicho que…
Excelente post, me gustó por que hizo que me acuerde de algunos de mi compañeros caninos.

Hoy ya ninguno me acompaña, extraño su compañía.

Nos leemos.
la otra mu ha dicho que…
ellos tamb te han querido alexias

no te preocupes mu, prontamente habrá un post sobre nica

yo tamb he leído eso, acerca de los perros en el paraiso. ciertamente mi paraiso no estaría completo sin mis bebés

mariella, mi anouk es una hermosa pastora alemán

iux!! me he sorprendido de q me conozcas... mu está de acuerdo en la sorpresa

primu! tus perros tamb han sido excepcionales, sobre todo el mopy q era hermoso de cachorro con sus orejotas

cys, de ese feo se acuerdan todos

q bueno q tengas a tu mascota imberbe

peregrino, q pena q no tengas a ninguno ahora. cuando estes listo podrás darle tu corazón a otro nuevo (sin olvidar NUNCA a los anteriores)

Entradas populares