Adicciones

Hace días que tengo varias ideas dando vueltas en mi casa. Ideas de posts, cosas q tengo q hacer, libros q tengo q leer (para el master) y cositas, recuerdos, canciones, etc. Suelo angustiarme con cosas q no he hecho, y aún sigo pensando en cosas de mi ex chamba q pude haber hecho o q (si siguiera en Lima) tendría q hacer. Estas cosas suelen colarse en mis sueños, ya sea de manera directa o indirecta. Es decir, o sueño con el colegio o lo q sea q tengo pendiente o quiero hacer, o a través de pesadillas. Cualquiera de las dos suelen ser bien poco agradables. Aparentemente tengo la hermosa cualidad de pensar siempre en lo peor.

El master me ha hecho pensar en varias cosas. Escuchar teorías psicológicas muchas veces te hace repensar ciertas cuestiones en tu vida. Los ejemplos de la profe de este fin de semana resonaron bastante en mi interior, muchos en relación a mi trabajo con niños pero muchos otros resonaron en mi vida personal. Y creo q tengo para un par de buen posts, q espero me sirvan de cierre con el tema del terrible tormento...

(pausa: lapsus escrito positivo. Quería escribir "hermoso" en lugar de "terrible", como hice en posts anteriores y q basicamente denota a mi chico q nunca ha sido como algo bueno, finalmente mi inconsciente lo está asumiendo como lo q es, algo horrible en el sentido de poco positivo para mi vida. parece q estamos logrando cierres... al margen, no le presten atención a esto, es más un memo tu myself).

Pero bueno, lo q quiero comentar ahora es el último capítulo de Grey´s Anatomy. Antes aclaro q entre las muchas cosas q soy, soy adicta a esta serie y varias otras alegres frivolidades q hacen q mi vida sea más llevadera. La vida es tan complicada y difícil x momentos, llena de obligaciones y "deberías" q creo q hay q apreciar las oportunidades en las q se deja de pensar y te dedicas a cosas superfluas o ligeras (viva Cosmopolitan). No creo q eso me hace ni frivola ni superflua, xq aun en Grey´s Anatomy hay campo de reflexión (como alguna vez lo hubo en mi adolescencia con Dawson´s Creek, ;)

El capítulo fue sobre adicciones. Una de las frases fue: el primer paso es admitir q tienes un problema. Y aunq creo q se deduce de mi tema recurrente del blog y con las canciones, lo admito: Soy adicta a ti q me haces daño, a las caricias y miradas y palabras, a las reales y a las q nunca llegaron pero q me hiciste esperar y creer q habían, en las q yo quise creer. Adicta a tus problemas, a escucharte, a ese pedazo de tu alma q me enseñaste, el q me necesitaba y necesitaba. Adicta a tu necesidad y a la necesidad de ti. Adicta a tus besos.

Lo admito. Y admito q es un problema xq no es bueno para mi. No es justo para mi seguir enganchada a ti.

Tamb admito q te extraño. Q sigo esperando una respuesta.

Y bueno, el capítulo termina con Meredith diciendo algo así como q sabes q tienes q dejarlo, pero no quieres xq duele demasiado. Y si, con las drogas pasa eso, el síndrome de abstinencia existe dentro de cualquier adicción, las del cuerpo y las del corazón y la mente.

En efecto duele. Dejar de tener esperanzas es lo q más duele. No puedo esperar q mi amor haga q alguno sienta algo x mi q no está ahí. Enough.

Comentarios

Es muy cierto lo que dices, como le puse a girasoles en comentario, a veces recuperarse en el fin de olvidar por fin a una persona cuando se ha quedado algo inconcluso o no has tenido el cierre que hubieras querido tener... es como recuperarse de una adicción, van a haber retrocesos, van a haber progresos, y es "vivir un día a la vez" porque es la única manera en que se puede hacer para terminar de recuperarse de ese tipo de cosas. Seguir con tu vida y tus cosas y poco a poco ir olvidando...

Me has hecho recordar un par de cosas que escribí hace algún tiempo para el mismo efecto, que te dejo aquí y aquí, por si te provoca curiosear :)
Que todo mejore :D
Mu ha dicho que…
Esas adicciones del corazón pueden ser tan graves para el alma como cualquier otra.

Yo usé la analogía una vez (ok, lo admito, aún la uso), y entiendo mucho lo que dices. Pero al menos tú ya la expresaste: "soy la otra mu, y soy adicta..."

Yo por el momento, seguiré callada.

Etapa larga de negación.
iux!!! ha dicho que…
dios mio!!!!!! acertadisimo
Soy adicta a ti q me haces daño (MASQUISMO), a las caricias y miradas y palabras, a las reales y a las q nunca llegaron pero q me hiciste esperar y creer q habían (PERO NO EXISTIAN, SOLO EN MIS SUEÑOS), en las q yo quise creer(POR NECESIDAD). Adicta a tus problemas, a escucharte (COMO SIEMPRE, Y HACEAR DE TUS PROBLEMSA MIOS), a ese pedazo de tu alma q me enseñaste, el q me necesitaba y necesitaba (POR TERCA). Adicta a tu necesidad y a la necesidad de ti. Adicta a tus besos.(AUNQUE PODRIAN HABER SIDO FALSOS ERAN MIOS EN ESE MOEMENTO)

TODOS TENEMOS ESOS MOMENTOS.....
Mariella M ha dicho que…
Como dices, lo que ´más duele es perder las esperanzas. Pero todo pasa, y como dice Mu por lo menos ya lo aceptaste y te estás dando cuenta que te hace daño.Te felicito.
un abrazo
El Desaparecido ha dicho que…
Me gustó eso de que la vida está llena de "deberías". Aunque claro, todo está en nuestras preconcepciones y, sobre todo, en las de los demás.
Ms. M ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ms. M ha dicho que…
Las adicciones son las que más cuestan superar...

Primero porque en un principio no te dabas cuentas de que poco a poco te ibas convirtirndo en dependiente de la droga en cuestión (él)...
Y cuando finalmente admites que sufres de adicción empieza la etapa más dura...
Dejarla...

Duele, cuesta, sufres, lloras, te cuestionas, esperas, desesperas, odias, cansa....

Pero asì es...
Con su inmenso porceso...
Algún día terminará....

Y mira que yo ya voy un largo tiempo en este proceso...

Y hay veces en que he retrocedido jodidamente...

(Tú lo sabes...)

Pero creo que ya estoy mejor o en proceso de estarlo...

Y pronto tú también lo estarás...

Beso,
El Doc ha dicho que…
Te entiendo, mi estimada otra mu. Lo peor de una adicción es que uno se nubla y no se da cuenta de que está pegado a algo, así que primero tiene que reconocerlo (lo que duele) y de allí dejarlo (lo que duele más).

Yo estoy peleando contra un par de ésas. Las sentimentales ya las superé, al menos, pero dolieron mucho. Sin embargo, después te sientes liviando como la brisa marina un día de febrero a las 6 de la mañana.

Ahora quedan algunas de las otras. No friegan el alma, pero también joden.

Suerte en tu lucha contra tus adicciones. Al menos ya diste el primer paso.

Entradas populares