En Roma

Me enamoré y me enamoré y me enamoré y me enamoré otra vez y finalmente me di cuenta q encontré al amor de mi vida.

Jajaja, en serio. Nunca había visto tantos hombres hermosos. Bellos! Al punto q te quedas idiota. (pido disculpas, mujer hormonal escribiendo).

La ciudad es hermosa. Te da una paz y tranquilidad q sorprende siendo una "gran ciudad". La mezcla de lo antiguo y lo moderno se ve en todos lados. Y creo q es esa constante percepción de lo antiguo lo q hace q la gente vibre de la manera en q lo hace. Por donde vas ves grandes monumentos, realmente grandes, q te hacen sentir pequeño pero al mismo tiempo debe haber una sensación de magnificencia al saber q tus antepasados hicieron esos monumentos con la menor tecnología. Obras de arte arquitectónicas y grandes esculturas, todo para demostrar la grandiosidad de un imperio. Debe ser por eso q son tan avezados los romanos en sus coqueteos. Y su fútbol tan pausado y elegante...

Al margen del desvarío. Impresionante ciudad. Hermosa. Y totalmente bendecidos los italianos a nivel genético. Tienen un porte... y sus ojos! El cielo azul q tuvimos la suerte de tener durante el viaje estaba en los ojos de cuanto chico churro caminaba x la Piazza Venezia. To die for.

Y el ganador estaba parado en la entrada de la Basílica de San Pedro. Uno de los guardias. Si a Miguel Angel le hubiera faltado inspiración, hubiera ido a buscar a ese chico. Demasiado. A todo esto, nuestro día en el Vaticano fue el mejor día cortesía de los guardias, churros y no churros, pero jodidamente coquetos. En el museo del Basílica nos ofrecieron entrar sin pagar y tour gratis xq bella ragazza no paga. Otro nos dejó tomar una foto donde no se podía (los frescos se malogran) a cambio de una sonrisa a la cual no se le puede decir q no. Entramos a una parte q de las catacumbas q no es abierta al público usualmente xq está la tumba de San Pedro y las capillas privadas de los papas. !!! Eso fue un pase de vueltas! Mil sonrisas y miraditas y de ahí al salir nos detiene un guardia y nos pregunta q xq no vamos. Un regalo del cielo tanta atención, excelente para la autoestima.

Y en la noche, conocí un British q estaba lindo, con unos ojitos bellos y super tierno. No el usual brit gritón q ves paseando el fin de semana de un super partido de rugby italia-inglaterra. Divertido pero no me dio para decir yes cuando me dijo "taxi for two?" Y como mis amigas me dijeron "minimo su mail para verlo cuando vayas a Londres" (proximamente)... parece q he perdido la practica para lo del jileo. Next time.

Volveré a Roma. Me encantó toda la ciudad y me faltó ver la Capilla Sixtina. Y tomarme mi foto en la Piazza con mi nombre. Uy, pero si comí pizza en Roma, así q uno menos para el live it up del facebook. Y un sueño cumplido xq desde q tengo 15 quiero ir a Roma.

Comentarios

Mariella M ha dicho que…
Te envidio totalmente... ya me habían dicho que ir a Roma era como estar en el cielo, rodeada de cada hombre lindo...

Es uno de los lugares que me encantaría conocer... pronto..espero
Mu ha dicho que…
vamos a roma cuando vaya? :)

jajaj
pucha, no creo que tenga tiempo de concoerlo
El Doc ha dicho que…
Debe ser para los dos, porque dicen que las italianas son... ;)
peregrino ha dicho que…
Oe el producto nacional que?!?!?!, diablos no digo mas, me iré a Argentina a ver diosas, una por otra.

Nos leemos.

Entradas populares